Inicio Editorial El Artesano de las Ideas

El Artesano de las Ideas

Por Juan Kenji Ito
  • Hacia una ética de la Otredad, nos está llevando la pandemia del Coronavirus.
  • De aquí, surgirá una nueva forma de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás.
  • En esta semana será fundamental la política gubernamental, sobre el tema de rescate a la economía.
Un amigo Psicólogo de mi Estado Nayarit, Alejandro Ochoa, me envió este artículo interesantísimo que se los comparto. Definitivamente que después de esta crisis sanitaria, habrá una serie de movimientos en el orbe, en el planeta pues. La globalización mercantil y económica privilegió el mercado y las mercancías, alentó los modos de producción masiva, modificó los procesos de producción en el campo y finalmente modificó los hábitos de consumo en las personas.
Al privilegiarse la economía y los mercados los sistemas políticos día a día se fueron desfazando hasta llegar a su total descomposición, pues en vez de construir una cooperación internacional se generó y afloraron los nacionalismos y los regionalismos con intereses propios, visiones a corto plazo y con discursos altamente demagógicos que más que responder a problemas concretos suscitaban dudas e incertidumbre.
Dudas e incertidumbre que la crisis sanitaria por la que atravesamos ha magnificado o se han ido clarificando o acotando.
Ante la reclusión impuesta, hemos visto como la crisis ambiental por la que pasábamos tenía que ver mucho con nuestras conductas pro-sociales y pro-ambientales. La relación de dominio y sumisión que teníamos con la naturaleza y en la que vivíamos “cómodamente” queda al descubierto con nuestra ausencia y la recuperación pronta de los mares, ríos, lagos y espacios que hoy empiezan a ser ocupados por la flora y la fauna. Dicha recuperación de espacios por los animales y el bienestar que expresa la naturaleza nos deja ver, a los humanos, como los depredadores históricos más crueles.
El dominio sobre la naturaleza, la tecnología y el dinero no nos hizo más fuertes, como humanos o naciones, sino más débiles y vulnerables y, hoy por hoy, tanto el individuo como las naciones experimentamos la fragilidad y la necesidad de cuidarnos los unos a los otros y no de dominar y excluir al otro como individuo o nación. Hoy nos duelen las diferencias, las injusticias y la pobreza de pobres que mantienen a un pequeño nicho de ricos que no saben qué hacer con su inmensa riqueza económica.
La nueva consciencia interplanetaria que está surgiendo rebasa los nacionalismos, los sistemas de gobierno, las instituciones nacionales e internacionales, los modos de control y gobierno. Es necesario, hoy más que nunca, la ética de la Otredad que nos exige, en lo individual y en lo social
actuar y relacionarnos de manera nueva con nosotros mismos, con los demás y con lo demás. Esta nueva manera de actuar y de relacionarnos debe ir más allá de la poca voluntad que muestran y expresan nuestros gobernantes. El cambio apenas se vislumbra pero las exigencias están puestas.
En otro tema comentaremos que en esta semana será fundamental la política gubernamental, sobre el tema de rescate a la economía, porque no se nos olvide que en México el 90 de las empresas solo tienen cinco empleados y de ninguna manera son el Grupo Carso. Si no producen, ni venden, ni reciben apoyo del gobierno ¿de donde van a sacar para pagar sueldos e impuestos, luz, agua?, No habrá condonaciones ni subsidios federales, dijo el Presidente López Obrador, cuando observamos que en muchos de los países afectados, son precisamente una de las políticas que están adoptando, para que no caiga el empleo y los ingresos .
Es un error el decreto que el pasado 30 de marzo publicó el Gobierno Federal, donde se estable que las empresas y comercios no esenciales deben parar sus actividades, pero tienen la obligación de pagar el sueldo íntegro a los trabajadores o liquidarlos conforme a la ley. Se les ordena pagar, sin darles facilidades fiscales y con la amenaza de cárcel.
Y es que con la declaración de Emergencia Sanitaria por causa de fuerza mayor, no se puede pagar un salario mínimo a fin de mantener vivas a las empresas y conservar las fuentes de empleo.
El gobierno de Morena aprovechó esta fatalidad sanitaria y crisis económica ( que además ya estábamos en ella), para atizar el ánimo de revancha social contra la libre empresa. Lo que va a pasar, es que van a provocar una mortandad de unidades productivas y ellos lo saben.
Al demoler buena parte de las fuentes de empleo-es decir, a las empresas-, el gobierno tomará en sus manos el sostenimiento de los sectores populares, con lo cual tiene garantizado sus votos, obediencia y rencor contra “los conservaddores”. Espermos que esto no continúe, porque todo observa que sigue al pie de la letra las acciones del Chavismo, que llevó a Venezuela donde se encuentra. Dijera un amigo periodista, “al tiempo”.
Finalmente comentar, que ha sido una acierto el trabajo en el tema de COVID 19, implementado por el Gobierno de Carlos Mendoza y su sistema de Salud en la entidad. Se ha observado su real preocupación por atender a los sudcalifornianos, en estas circunstancias y hay que aplicarnos, en lo que nos corresponde como sociedad civil, para salir bien librados y poder disfrutar en unos meses, de nuestras familias. Finalmente sean felices, y disfruten el “quedarse en casa”

Articulos similares